Iñaki Ortega

Director de Deusto Business School en Madrid 
«Se busca un equilibrio entre lo íntimo y lo social, entre la función y la emoción, entre el cómo queremos vivir y como queremos que nos vean. La casa es motivadora de una forma de vida, conforma conductas y debemos empezar a alejarnos de patrones antiguos. Además no basta la eliminación de barreras arquitectónicas, debemos ir adaptando nuestros espacios públicos y privados a las necesidades de hoy y futuras. El diseño del entorno determina la calidad de vida en la vejez y afecta tanto a la capacidad de desarrollar su vida de forma independiente como al mantenimiento de relaciones sociales. Entornos físicos accesibles, amigables y tecnológicamente avanzados, promueven el envejecimiento activo y saludable, con buena calidad de vida sin limitar sus capacidades.”

Lía Susana Daichman

Presidenta Sociedad Argentina de Gerontología y Geriatría
“Lo recomendable es un envejecimiento productivo. Por un lado a nivel micro, en una esfera más personal. Necesariamente tiene que pasar a través de una mejor capacitación, el empoderamiento y la transformación objetiva y favorable de las condiciones de participación. Su asistencia a cursos, talleres y proyectos educativos es ejemplo de cómo se puede lograr un cambio positivo, un deseo de involucrarse y de contribuir a la sociedad.”

Jonathan Graff-Radford 

 Médico Asociado en Neurología Clínica Mayo
“Una dieta mediterránea, rica en frutas, verduras, aceite de oliva, legumbres, granos integrales y pescado, ofrece muchos beneficios para la salud del corazón. Pero la dieta mediterránea también podría beneficiar a tu cerebro, retrasando el declive cognitivo en adultos mayores, retrasando la etapa de transición entre el deterioro cognitivo del envejecimiento normal y los problemas de memoria más graves causados por la demencia o la enfermedad de Alzheimer. Y reduciendo el progreso del Alzheimer.”