Leyenda: Poema “Disfruta tu Edad” de José Saramago

Jubilación y viviendas colaborativas son de esos binomios mágicos, que encajan a la perfección y que te cambian la vida a mejor. Y es que cada uno de ellos acumula de manera inherente unos términos muy importantes para alcanzar lo que todos queremos: calidad de vida.

Por un lado, la jubilación con su universo singular de palabras que invitan al bienestar: forma de vida, envejecimiento activo, esperanza de vida, segunda juventud, y dedicarse a uno mismo. Sí, hacer todas esas cosas que antes no se pudieron hacer porque había que dedicarse a cuidar a los que venían después. Cosas como aprender a tocar el saxofón, leer sin interrupciones, bailar swing, quizás volver a enamorarse. En definitiva: disfrutar de la vida a tu manera y ser feliz.

Y luego están las viviendas colaborativas, con esas palabras satélites que tan bien la definen: comunidades de viviendas, zonas comunes, disfrute de un tipo de vivienda con todas las comodidades, ese anglicismo que tanto suena ahora y que es el senior cohousing. En definitiva, montárselo bien en comunidad y darle esquinazo a la soledad que aflige a muchas personas jubiladas. Aquéllas que, por desconocimiento, no han encontrado el complemento perfecto para su jubilación.Estos 10 consejos harán tu jubilación perfecta gracias a las viviendas colaborativas

Resulta que llevas toda tu vida preocupándote por los demás, y ahora que te jubilas no sabes por dónde empezar. Sabes que quieres ser feliz pero también te enfrentas a un territorio desconocido ¡No te preocupes! Comuniti tiene la experiencia de miles de personas que antes que tú también se han jubilado. Ellos, y sólo ellos, son los que te aconsejan estos 10 básicos para que empieces tu jubilación con buen pie.

VIVE EN TU CASA

No hay mayor libertad que la que te concede tu propio hogar. Ahí tú eres el dueño de tu vida y no tienes que dar explicaciones a nadie. Tu casa es sinónimo de poderío y de independencia. La pregunta es: ¿es necesario que sea en propiedad? ¿y si tu propiedad fuera tu derecho a usar una vivienda? ¿cuáles son los beneficios de las viviendas colaborativas?

DÉJATE QUERER

Rodéate de personas que compartan la misma visión de la vida que tú. No se trata de que tengan tus mismos gustos porque cada persona es libre de gustar lo que quiera. Se trata de que tengan el mismo interés que tú por vivir la vida en compañía de amigos. Querer y dejarse querer hace a las personas más felices y realizadas.

MUÉVETE

Activa tu cuerpo, baila, pasea, haz deporte, lee, nada, salta, ríe…siente tus músculos y la adrenalina correr por tus venas. Las zonas y servicios comunes que ofrecen los proyectos de cohousing te permitirán tener planes todos los días, divertirte, sentirte útil y ágil, y disfrutar de todo ello con el sentimiento de pertenecer a una comunidad.

DISFRUTA

Sí ¡disfruta de todo! De lo grande, de lo pequeño, de los días de lluvia, de la caricia del viento, de la belleza del paisaje, de la fragilidad de una flor, del olor del monte, de la profundidad de una buena conversación. Llena tu mente de cosas positivas y desecha todo aquello que no te aporte cosas buenas ¡Vive, y deja vivir!

COME BIEN

Si supieras la cantidad de enfermedades que se previenen simplemente llevando una dieta saludable. Cuando uno vive sólo no tiene ganas ni de cocinar. Cualquier cosa vale, o eso al menos es lo que se cree uno. La vida en comunidad te brinda cocinar y comer rodeado de otras personas en zonas comunes que invitan a la conversación.

HAZ DEPORTE

Mens sana in corpore sano. Practicar deporte es bueno no sólo para tu cuerpo, sino también para tu mente. Al hacer deporte generas las preciadas endorfinas de manera natural, que son las hormonas de la felicidad. Una forma de vida sana te trae siempre consecuencias positivas, felicidad y paz.

MEDITA

Da igual dónde lo hagas, lo importante es que lo hagas. Puedes hacerlo de manera individual o colectiva. O las dos cosas. En las comunidades de cohousing o viviendas colaborativas también hay momentos para la meditación, a veces incluso guiadas para que aprendas a concentrarte y sacar lo mejor de ti.

QUÍTATE GASTOS

Hipotecas, intereses, impuestos…son palabras que no tienen cabida en las comunidades con viviendas colaborativas. Al no ser propietario de una vivienda, sino de un derecho de uso y disfrute sobre tu vivienda, podrás liberarte de todas esas cargas económicas de manera individual ¡La de impuestos de menos que pagarás!

SIMPLIFICA

Menos, es más. Menos gastos y más servicios. Menos complicaciones y más tranquilidad. Menos soledad y más compañía. Menos tristeza y más felicidad. Menos papeleo y más comadreo. Menos aburrimiento y más actividad. Menos desatención y más atención. Menos listas de espera y más disponibilidad. Menos difícil y más fácil.

VIVE EN COMUNIDAD

Si sigues estos consejos llegarás al primero por excelencia ¡Vive en comunidad! Todo son beneficios. Comuniti es el mejor proyecto de viviendas colaborativas entre otros motivos por la gran experiencia de los profesionales que lo avalan. Poner tu proyecto de vida en manos de expertos es disfrutar de tu comunidad. Y punto.

Escribe a nuestro correo electrónico xxxxxxxxxxxxxxxx y te informaremos de todo al detalle. Y recuerda que lo más importante que tienes es tu vida. Cómo decidas vivirla depende de ti.